Club del Lenguaje no Verbal

Por cortesía de la Fundación Universitaria Behavior & Law

¿Pueden predecirse los aplausos que recibirá un orador por sus movimientos corporales? Lenguaje no verbal y política. Club del Lenguaje no Verbal.

Movimientos corporales y aplausos

Movimiento corporal y aplausos. Club del Lenguaje no Verbal

Estimados suscriptores y seguidores del Club del Lenguaje no Verbal, en esta ocasión os ofrecemos un extracto del artículo «¿Pueden predecirse los aplausos que recibirá un orador por sus movimientos corporales?» de los autores Markus Koppensteiner, Pia Stephan y Johannes Paul Michael Jäschke de la Universidad de Viena (Austria) que nos aproxima al interesante mundo de la política y la formación de impresiones.

Las señales de apariencia y las breves muestras de comportamiento están relacionadas con la personalidad de los individuos, con su rendimiento en el trabajo y con los resultados en las elecciones. De esa manera las personas se presentan ante otras por medio de distintos canales de comunicación, mientras que sus compañeros de interacción forman sus primeras impresiones en base a las manifestación de señales. Este estudio trata de examinar si las personas son capaces de leer información del movimiento corporal de los políticos.

Las señales de apariencia y las breves muestras de comportamiento son una fuente de información suficiente para formar impresiones bastante acertadas sobre otras personas. Hasta cierto punto la medición de esas primeras impresiones puede predecir el rendimiento laboral, el rendimiento financiero de empresas, la eficacia del liderazgo y la personalidad de un extraño. Dada la evidencia no es sorprendente que el aspecto y otras señales no verbales tengan asimismo un papel en la esfera de la política. Además, las personas pueden fácilmente atribuir confianza, competencia, dominio, y otros rasgos de personalidad a través de fotografías de candidatos políticos y algunas de esas valoraciones son indicadores fiables de la intención de voto actual y de la hipotética.

Este estudio ha extendido la investigación a la formación de las primeras impresiones sobre los políticos. Han analizado si las valoraciones de los individuos sobre rasgos socialmente relevantes pueden ser indicadoras de las respuestas conductuales que puede recibir un político en el pleno del parlamento. Para ello, se convirtieron vídeos cortos de políticos en animaciones con muñecos hechos con palitos para crear representaciones abstractas de los movimientos corporales de los oradores con el fin de disminuir la influencia de variables como el aspecto o el género. Después esas animaciones eran evaluadas en dominio, competencia, confianza y en las dimensiones de personalidad del Big Five.

Estudios anteriores ya han revelado que las personas atribuyen rasgos de personalidad a los movimientos corporales de los oradores. El estudio actual investiga si las valoraciones de rasgos de los movimientos corporales de los oradores se asocian con la cantidad de aplausos o protestas que reciben durante su discurso. Otros estudios de este tipo ya han relacionado el rendimiento en el trabajo o los resultados en las elecciones con ciertos comportamientos o con el aspecto de la persona. Aunque estas variables no ofrecen información sobre el impacto directo de las señales no verbales en la comunicación humana. Se ha podido evidenciar que las señales de movimiento, de hecho, reflejan información social relevante que afecta a la aparición de respuestas conductuales en los procesos de comunicación interpersonal. En resumen, con el uso de evaluaciones de rasgos como indicadores de resultados en la vida real (reacciones de las audiencias) se puede mostrar que las personas no solo leen el significado en el movimiento corporal si no que además infieren de el información social relevante.

Los hallazgos indican que algunas de las valoraciones de rasgos recogidas son más que meras atribuciones. Las demostraciones abstractas de los movimientos corporales de un orador pueden ser una fuente de información suficiente para hacer predicciones de resultados en la vida real. Lo cual destaca que los individuos son sensibles a las señales de movimiento y son capaces de usarlas para realizar juicios rápidos en encuentros sociales. Por tanto, era posible esperar que el dominio y la extraversión tuvieran impacto en las reacciones de la audiencia. Además, se ha podido demostrar que las calificaciones de amabilidad están negativamente relacionadas con la cantidad de aplausos que recibía el orador. Para concluir, los hallazgos sugieren que los movimientos corporales percibidos como dominantes fueron asimismo percibidos como extravertidos y como hostiles o agresivos. No ha sido posible determinar si los aplausos eran el detonante de “ciertas muestras” o que “ciertas muestras” eran el detonante de los aplausos. Del mismo modo, no se ha podido revelar de que manera el contenido verbal y la información de otros canales de comunicación están relacionados con el movimiento corporal. Es muy plausible que los movimientos corporales “agresivos” estén asociados con un lenguaje “agresivo” que se dirigen a los oponentes políticos.

Como ya se ha podido demostrar en trabajos anteriores, el movimiento corporal parece ser un importante canal de comunicación no verbal que transmite información afectiva y social. En el presente estudio se ha descubierto que el dominio, la extraversión y la amabilidad que la gente atribuye a los movimientos corporales del orador pueden aportar suficiente información para predecir la cantidad de aplausos que recibirá a lo largo de su discurso. Las muestras no verbales que expresan cualidades como el dominio podrían ser importantes para los que luchan por los puestos de liderazgo mientras que los seguidores potenciales podrían beneficiarse de la facilidad en el reconocimiento de quien tiene la capacidad de ser un líder. Consecuentemente semejante información de relevancia social debería ser legible por medio de diferentes canales de comunicación tanto verbales como no verbales incluido el movimiento corporal.

Fundación Universitaria Behavior & Law – Club del Lenguaje no Verbal

Traducción y edición: Leticia Moreno

3 Comentarios

  1. Muy interesante el artículo y muy útil para aquellas personas que dinamizamos grupos y damos formación. Gracias por compartir el articulo.

  2. La buena postura del orador durante su discurso, hace que el publico que lo escuche y crea lo que él expone verbalmente, los movimientos corporales no son muy atendidos por el auditorio solo se limitan a oír palabras; mas no a escuchar personas.

  3. Rosana López Falcón

    28 diciembre, 2014 at 16:18

    Los políticos hacen uso consciente e inconscientemente de la CNV, para bien o para mal, pero en países como en la Argentina (foto del artículo), es muy difícil obtener conclusiones de estos análisis.
    Aquí vale la distinción entre populismo y populismo bizarro, hoy por hoy los modelos por excelencia son Argentina y Venezuela, donde estos actos son prearmados, y su público va sólo a aplaudir (aplaudidores), votantes cautivos, y atentos a carteles o a delegados políticos (bien llamados «punteros políticos).
    En este modelo de sociedades políticas se pueden realizar estas mediciones en convocatorias espontáneas (realizadas desde la población) y se observaría de manera más neutral el impacto de la CNV de un líder y los aplausos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

¿Pueden predecirse los aplausos que recibirá un orador por…

por Rafael Lopez Perez Tiempo de lectura: 4 min