Amigos del Club del Lenguaje No Verbal, esta semana presentamos el artículo “Psychopathy and Victim SelectionDoes Nonverbal Decoding or Empathy Impact Vulnerability Ratings?” de Roney, J. L. D.FalkenbachD. MAveson, O. (2018), en el que se analiza el papel de los rasgos psicopáticos a la hora de percibir la vulnerabilidad y victimización de otras personas (es decir, la relación entre psicopatía y victimización). 

Una de las clasificaciones de los rasgos psicopáticos en casos no forenses podría ser la siguiente. Por un lado, encontramos el factor 1, que engloba el dominio, la inmunidad al estrés y la valentía y, a menudo, se asocia con la salud emocional y psicológica. Por otro lado, el factor 2 evalúa los aspectos egocéntricos e impulsivos de la psicopatía y está asociado con la agresión, el afecto negativo y el comportamiento criminal. 

La decodificación no verbal es la capacidad de juzgar el estado cognitivo y emocional de alguien mediante señales no verbales. Entre estas encontramos las expresiones faciales y el lenguaje corporal; se trata de una habilidad que impacta las relaciones interpersonales. 

Así las cosas, la relación entre las habilidades de decodificación y rasgos de personalidad ha sido extensamente estudiada. Dada la relación positiva entre empatía y decodificación, parece que la psicopatía se corresponde con pobres habilidades de decodificación. Sin embargo, en investigaciones sobre psicópatas no forenses existen resultados variados.  

Estas discrepancias podrían explicarse por las asociaciones diferenciales de los factores psicopáticos. Así, aquellos vinculados al factor 1 parecen ser mejores en la decodificación mientras que la prevalencia del factor 2 se asocia con los déficits de decodificación, posiblemente dada la falta de empatía. 

Entonces ¿tiene esto algo que ver con la victimización de determinadas personas? ¿Por qué algunas son víctimas de delitos más de una o dos veces? 

La teoría del patrón delictivo sugiere que el delito se desencadena por una combinación de factores circunstanciales (ej. Proximidad a los delincuentes), elementos de la vida diaria experiencias pasadas con comportamientos delictivosSegún esta teoría, los delincuentes utilizan señales para identificar a las víctimas adecuadas, incluida la identificación de la vulnerabilidad a través del modo de andar. 

Los delincuentes psicopáticos tienden a victimizar a extraños y rara vez están motivados por la emoción, lo que sugiere que pueden apuntar específicamente a víctimas a quienes perciben como vulnerables. Las personas con rasgos psicopáticos del Factor 1 sobretodo demuestran una identificación superior de las víctimas, quizás como resultado de una evaluación más hábil de la señal de vulnerabilidad. 

En el estudio de los autores se evalúa el papel de las habilidades de decodificación emocional, la empatía y las clases de autodefensa en la relación entre la psicopatía y la capacidad para identificar víctimas.  

Contaron con 269 participantes (126 hombres, 143 mujeres) de entre 20 y 75 años que no habían sido victimizados antes. Así, se les mostraron videos de mujeres objetivo caminando, excluyendo a hombres por evitar posibles diferencias en los signos de vulnerabilidad. El aspecto físico de estas mujeres fue ocultado por trajes de nylon. 

Las víctimas y las no víctimas demostraron una combinación de movimientos corporales vulnerables y no vulnerables, mientras que las víctimas que estudiaban o sabían autodefensa (Krav Maga concretamente) demostraron consistentemente movimientos leves, pero insignificantes, más no vulnerables. Todas las víctimas (ambos tipos) experimentaron al menos un crimen violento, físico o sexual. 

Pues bien, los resultados mostraron que las víctimas que estudiaban autodefensa eran, en general, las más difíciles de identificar correctamente. A pesar de ser quienes habían experimentado una victimización más severa, estas eran evaluadas como “menos probables” de ser victimizadas. Por tanto, tomar clases de defensa personal está relacionado con una menor vulnerabilidad percibida. Esto puede ser una intervención significativa para las víctimas.  

Sin embargo, los individuos con altos rasgos psicopáticos (específicamente, rasgos de impulsividad egocéntrica) tenían más probabilidades que los individuos con bajos rasgos psicopáticos de identificar a las víctimas que practicaban Krav Maga como víctimas. En contraposición, los individuos con rasgos psicopáticos del factor 2, más relacionados con aspectos antisociales y agresivos, tienen más posibilidades de interpretar incorrectamente movimientos de baja vulnerabilidad como vulnerables.  

Del mismo modo, dichos individuos también encontraron dificultades en identificar correctamente a las víctimas que no 

Advertisement
psicopatía y victimización, Psicopatía y victimización. ¿Se puede percibir la vulnerabilidad a través de la comunicación no verbal? Club del Lenguaje No Verbal, Club del Lenguaje no Verbal, Club del Lenguaje no Verbal
sabían Krav Maga. En esencia, esto parece sugerir que tales personas tienden a malinterpretar las señales no verbales que pueden estar asociadas con la vulnerabilidad.  

De hecho, parece que las personas con altos rasgos psicopáticos y baja capacidad de decodificación no verbal pueden tener más probabilidades de ver a las mujeres como víctimas porque no pueden decodificar la información no verbal que sugiere baja vulnerabilidad. 

No se encontró que los niveles de empatía medien la relación entre psicopatía e identificación de víctimas y no víctimas. Contrariamente, las habilidades de decodificación no verbal de individuos con altos rasgos psicopáticos pueden no estar relacionadas con la empatía. Asimismo, estos resultados sugieren que identificar a las víctimas que saben defensa propia y a las que no pueden ser habilidades diferentes.  

En cualquier caos, podemos decir que sí es posible percibir la vulnerabilidad de las personas por medio del comportamiento y la comunicación no verbal. Investigaciones adicionales podrían examinar si los rasgos psicopáticos específicos están asociados con una mayor habilidad de decodificación no verbal. 

A su vezlas diferencias en la cultura, género, edad y raza de las víctimas podrían afectar los resultados. En base a relaciones diferenciales de estos factores no estudiados de la víctima en la decodificación de las señales de vulnerabilidad, estos aspectos deben considerarse como posibles factores contribuyentes en investigaciones futuras. 

Si quieres saber más sobre el comportamiento no verbal y su relación con el ámbito forense y el comportamiento criminal, visita nuestro Máster en Comportamiento No Verbal y Detección de la Mentirao nuestro Experto Universitario en Comunicación No Verbal y Personalidad, con becas especiales para los lectores del Club del Lenguaje no Verbal.