Club del Lenguaje no Verbal

Por cortesía de la Fundación Universitaria Behavior & Law

La importancia de las técnicas de auto-presentación en la entrevista y en el desempeño laboral. Club del Lenguaje no Verbal.

La importancia de las técnicas de auto-presentación en la entrevista y el desempeño en el trabajo. Club del Lenguaje no Verbal.

La importancia de las técnicas de auto-presentación en la entrevista y en el desempeño laboral. Club del Lenguaje no Verbal.

Estimados suscriptores y seguidores del Club del Lenguaje no Verbal, en esta ocasión os ofrecemos el artículo «Lo que ves puede no ser lo que obtengas: Relación entre técnicas de auto presentación e informes de entrevista y desempeño laboral» de los autores Murray R. Barrick y Sandra W. DeGrassi de la Universidad A&M de Texas (EE.UU.) y Jonathan A. Shaffer de la Universidad de Iowa (EE.UU.) que nos introduce en el mundo de los Recursos Humanos.

Los candidatos a un puesto de trabajo recurren a “tácticas de auto presentación o intentos de infundir una imagen relevante” con el objetivo de venderse y obtener el empleo. Por tanto, la imagen que un candidato exterioriza en la entrevista de trabajo puede no ser un reflejo exacto de él mismo, como algunos empleadores descubren, lo que ven en la entrevista puede no ser lo que obtienen en el trabajo. Con lo cual, el primer objetivo del estudio fue realizar un meta-análisis para estimar la relevancia de las tácticas de auto-presentación del candidato en el proceso de decisión del entrevistador. El segundo objetivo fue evaluar el impacto que tienen esas tácticas no solo durante la entrevista si no también en el posterior rendimiento laboral. De este modo se puede conocer en que contextos tienen mayor impacto las tácticas de auto-presentación.

Existen dos teorías en psicología social que ilustran la importancia de esas técnicas en la entrevista. La primera de ellas, la teoría de la influencia social, propone que prácticamente cada relación interpersonal implica influencia social de una manera u otra; las personas tratan de influir y son asimismo influidas. Esta teoría podrá pronosticar que las habilidades de auto-presentación de un candidato pueden ser empleadas de forma efectiva para conseguir una recomendación más favorable del entrevistador. La segunda, la teoría de la interdependencia, resalta la importancia de las técnicas, destacando el papel de la situación y sostiene que el contexto social en sí puede provocar fuertes efectos en el comportamiento. El enfoque adoptado en este estudio reconoce que durante la entrevista se intercambia tanto la información basada en los hechos como la información socialmente construida, y ambos tipos de información tienen impacto en la decisión del entrevistador. Es igualmente importante analizar la influencia que el “proceso social del programa impulsado” inherente a la entrevista tiene en la apreciación final del entrevistador. Se plantea no solo que las tácticas de auto-presentación tendrán un impacto significativo en el desempeño de la entrevista, si no también que la importancia del efecto de esas tácticas será mayor que lo que se cree actualmente en este campo.

A pesar de que las técnicas de auto-presentación son empleadas de muchas formas y en muchos ámbitos, tres de esas técnicas son particularmente relevantes para la entrevista y por ello son el eje del actual estudio: apariencia (física o profesional), manejo de impresiones (auto promoción), y comportamiento verbal (forma de presentarse y fluidez verbal) y no verbal (sonreír, mirar a los ojos, asentir con la cabeza, inclinarse hacia adelante, y gesticular). En cuanto a la apariencia, hace que el entrevistador valore más positivamente al candidato, que obtendría una mejor calificación. En relación al manejo de impresiones, se pueden usar distintas tácticas que únicamente revelen información positiva o puede desplazarse la atención hacía el entrevistador. En lo que respecta al comportamiento verbal y no verbal, la conveniencia de las percepciones que se forma el entrevistador escuchando y mirando al candidato deberían influir en su calificación.

Es de esperar que algunos moderadores importantes influyan en la relevancia de la relación entre las tácticas de auto-presentación y la calificación del entrevistador. Por ejemplo, el grado de estructuración de la entrevista debería moderar la influencia de estas técnicas, debilitando su relación con la calificación cuando la entrevista está muy estructurada. Por eso, cuanto más estructurada, menos relación tendrán las tácticas de auto-presentación con la calificación del entrevistador. En consecuencia, la relevancia de la correlación entre la opinión del entrevistador sobre una táctica de auto-presentación dada y la calificación final puede ser un indicador significativo de la influencia que tiene esa táctica sobre la decisión del entrevistador.

Existen razones teóricas para esperar que la relación entre las técnicas de auto-presentación y el rendimiento laboral sea positiva, aunque no sea tan fuerte como la que existe entre auto-presentación y desempeño en la entrevista. Consecuentemente, si esas tácticas influyen en los entrevistadores, se espera asimismo que influyan en los demás en el trabajo, incluyendo supervisores, compañeros, incluso clientes, y eso podría incrementar el rendimiento. Los investigadores han descubierto que la diligencia y la estabilidad emocional se relacionan positivamente con el rendimiento laboral. De manera similar, la capacidad mental general tiene correlación con el rendimiento laboral. No obstante, no se espera que la influencia de esas tácticas en el rendimiento laboral sea tan considerable como en la calificación del entrevistador. En general es más fácil mantener y no variar la imagen de auto-presentación en el corto espacio de tiempo que dura la entrevista que en los meses (o años) que pueden pasar entre las evaluaciones puntuales de desempeño.

El propósito del actual meta-análisis era determinar hasta que punto un espabilado solicitante, que altera su imagen de presentación, influye favorablemente en el entrevistador y logra ser contratado y analizar bajo que condiciones esas tácticas de auto-presentación influyen en el proceso de decisión del entrevistador. Los resultados revelan que el uso de esas técnicas tiene una influencia significativa en la calificación del entrevistador y que esa influencia es mayor cuando la entrevista está menos estructurada. Por tanto, las reacciones del entrevistador ante esas tácticas pueden ser el indicador más apropiado de su impacto en las calificaciones de rendimiento del candidato en la entrevista. Los hallazgos revelan asimismo que las técnicas tienen mayor relación con las calificaciones en la entrevista que con las evaluaciones de desempeño laboral. Parece ser especialmente el caso cuando la entrevista está relativamente desestructurada. Los descubrimientos no indican que las tácticas de auto-presentación no sean significativas para el trabajo. De hecho, las técnicas pueden mejorar el rendimiento del empleado. Los rasgos del candidato pueden servir como antecedentes para algunas de las tácticas de auto-presentación, lo que sugiere que son relativamente estables en todas las situaciones. Las entrevistas y la evaluaciones de desempeño tienen muchas similitudes, pero también varias diferencias que pueden explicar porque esas tácticas tienen más influencia en las entrevistas. Las dos mayores diferencias son el tiempo y el acceso a la información. En la entrevista, el tiempo es corto y la decisión de contratar debe tomarse en base una información limitada. Estos hallazgos tienen importantes implicaciones para futuras investigaciones. En primer lugar, uno de los moderadores examinados fue el diseño de investigación. Los resultados indican que el método más adecuado para estudiar la naturaleza del efecto que tienen las tácticas de auto-presentación son los simulacros de entrevista de alta calidad. Y en segundo lugar, se ha descubierto que la apariencia física tiene un mayor efecto en la calificación del entrevistador que el manejo de impresiones o el comportamiento verbal y no verbal. El estudio conlleva igualmente varias implicaciones para los profesionales. Principalmente, los entrevistadores deberían seguir realizando entrevistas estructuradas en la medida de lo posible. Del mismo modo cuando las empresas forman a sus entrevistadores deberían advertirles acerca de la influencia de las técnicas en la calificación de la entrevista. Y por último, los responsables de las contrataciones deberían valorar técnicas de entrevista alternativas para reducir los efectos de esas tácticas. Por supuesto, el estudio cuenta con limitaciones. Por una parte, algunos de los meta-análisis realizados estaban basados en un reducido número de estudios previos. Por otra parte, no existen suficientes estudios disponibles con los que analizar moderadores importantes para el estudio, más concretamente el papel de las exigencias interpersonales del trabajo. Tampoco existe en el estudio información acerca de otras variables que han sido consideradas cruciales en anteriores investigaciones sobre entrevistas, ni sobre que constructos relacionados con el trabajo se valoran en la entrevista. Los resultados muestran claramente que el enfoque psicométrico, la teoría de la influencia social, y la teoría de la interdependencia juegan un papel importante en como se ven afectadas las decisiones del entrevistador.

Fundación Universitaria Behavior & Law – Club del Lenguaje no Verbal

Traducción y edición: Leticia Moreno

1 Comentario

  1. existe un dicho que la primera impresión es lo que impacta; es el punto de partida de cualquier entrevistador para hacerse una idea de la persona a quien va a entrevistar y el cargo a ocupar. De ahí que es de vital importancia realizar una entrevista estructurada basada en la información del entrevistado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

La importancia de las técnicas de auto-presentación en la …

por Rafael Lopez Perez Tiempo de lectura: 6 min