Club del Lenguaje no Verbal

Por cortesía de la Fundación Universitaria Behavior & Law

Gestos, ¿aprendidos o genéticos?

 , Gestos, ¿aprendidos o genéticos?, Club del Lenguaje no VerbalAntes de que Paul Ekman demostrase la universalidad de la expresión facial de las emociones primarias, la corriente conductual imperante en el mundo de la psicología, atribuía la totalidad de nuestra comunicación no verbal al efecto del aprendizaje que todos llevamos a cabo a lo largo de nuestra vida. La contundencia de las aportaciones de Ekman, no dejaron lugar a dudas, y hoy en día, nadie pone en tela de juicio que las emociones básicas poseen un patrón de expresión facial universal que viene contenido en nuestra carga genética.

Ahora bien, si hablamos de gestos, ¿qué ocurre? ¿son aprendidos o genéticos?

Os acercamos en este artículo a la investigación llevada a cabo por los científicos del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva, en Leipzig, Alemania, que recientemente ha sido publicada por BBC Mundo Ciencia

Según los científicos, en varias ocasiones lograron filmar a diversos primates de la especie de los “bonobos” moviendo la cabeza de lado a lado para evitar que otros hicieran algo que ellos no querían.

En una de las grabaciones se ve a una madre negando con la cabeza para evitar que su cría juegue con sus alimentos.

Esto -afirman los investigadores- podría ser un precursor, en uno de nuestros parientes más cercanos, de la conducta de negar con la cabeza que utilizan los seres humanos. Los chimpancés parecen sacudir la cabeza para evitar conductas que no les satisfacen.

«Nuestras observaciones son las primeras que informan sobre el uso de movimiento negativos con la cabeza en los bonobos«, afirma Christel Schneider, quien dirigió el estudio.

Según la investigadora, los videos grabados en el Zoológico de Leipzig muestran a una madre chimpancé sacudiendo la cabeza con desaprobación cuando su cría juega con comida.

«Ulindi está tratando de evitar que su hija, Luiza, siga jugando con un pedazo de puerro», explica la investigadora.

«Como Luiza no hace caso, a pesar de repetidos intentos de detenerla, Ulindi finalmente niega con la cabeza mirando a la cría», agrega.

Eventualmente, Ulindi aleja el puerro de la cría, pero ésta trata de volver a alcanzarlo.

«No» de bonobo

Se sabe que los grandes simios africanos, como los bonobos (Pan paniscus) y los chimpancés (Pan troglodytes), utilizan gestos con la cabeza como negativa (inclinación o sacudida) para comunicarse con otros miembros.

Ya se sabía que los bonobos emplean sacudidas de cabeza para iniciar interacciones con otros miembros de su grupo, como comenzar a jugar.

Sin embargo, éste es el primer estudio que filma y observa a un simio sacudiendo la cabeza en un contexto negativo, para evitar o prevenir la conducta de otro bonobo.

Los científicos basados en Alemania observaron esta conducta cuando analizaban a los animales como parte de un estudio más amplio sobre la comunicación de las crías de los grandes simios.

Con cámaras de video grabaron los gestos y la conducta de bonobos, chimpancés, gorilas y orangutanes en seis zoológicos europeos.

Durante la investigación, observaron a cuatro bonobos sacudiendo la cabeza de esta forma en 13 ocasiones diferentes.

Previamente sólo se contaba con informes anecdóticos sobre chimpancés sacudiendo la cabeza para indicar «no».

Sofisticados

Los científicos creen que la negativa con la cabeza es un precursor de la misma conducta en seres humanos.

Los científicos explican que los bonobos utilizan una serie más amplia de gestos de cabeza que los chimpancés y se considera que son más sofisticados al usar la cabeza para indicar algún significado.

Estos sistemas sofisticados de comunicación, dicen los autores, quizás han surgido debido a la sociedad aparentemente sofisticada, tolerante, cooperativa e igualitaria en que viven estos animales, con sus complejas estructuras sociales y jerarquías difusas.

Así, los bonobos quizás desarrollaron el movimiento de cabeza para decir «no» y negociar situaciones conflictivas.

Los investigadores, sin embargo, muestran cautela y dicen que no pueden estar seguros de que los animales realmente quieren negar cuando sacuden la cabeza de esta forma.

Pero hasta ahora ésta sigue siendo la mejor explicación, afirman.

Y tal como le explicó a la BBC Schneider, hay que aclarar que el movimiento de la cabeza no siempre está asociado con algo negativo.

«En algunas culturas, como en Bulgaria, sacudir la cabeza significa ‘sí'», expresa la investigadora.

Fuente: BBC Mundo Ciencia


Notice: Use of undefined constant comment - assumed 'comment' in /home2/clubleng/public_html/comportamientonoverbal.com/clublenguajenoverbal/wp-content/themes/hemingway/comments.php on line 13

Notice: Use of undefined constant comment - assumed 'comment' in /home2/clubleng/public_html/comportamientonoverbal.com/clublenguajenoverbal/wp-content/themes/hemingway/comments.php on line 13
4 Comentarios

  1. Hola leyendo el articulo me parece muy interesante y si creo que muchos de los gestos son innatos y muchos otros aprendidos. Mi crítica hacia esta investigación es que la realizaron con una muestra de orangutanes, primates y gorilas que son de zoológicos y estos animales están en constante contacto con humanos, de los cuales pueden aprender fácilmente estos gestos; por qué no lo realizaron como en otros experimentos con primates salvajes o grabados en su propio habitad, esta sería mi crítica, aún queda mucho por aprender y que investigar. Tengo que felicitar a este grupo que tiene muy buenos artículos.

    Hasta luego.

  2. Rafael López Pérez

    9 noviembre, 2011 at 16:39

    Muchas gracias Jean Carlo. Efectivamente llevas toda la razón, este hecho puede ser aprendido de los humanos que rodean a los primates. En cualquier caso nuestra intención era sembrar la reflexión entre los miembros del Club del Lenguaje no Verbal y nuestros lectores respecto a un tema del que aún queda mucho por conocer.
    Un abrazo

  3. pienso que al igual que existen ciertas expresiones faciales de las emociones que son universales, también, porque no, puede haber gestos corporales que lo sean. En los últimos años se eta viendo que cantidad de conductas humanas que se tenian por aprendidas, están marcadas en nuestros genes. Principalmente las » predisposiciones a..»que ciertamente necesitan determinados estímulos ambientales para que pasen a ser conductas. En resumen ¿Algun gesto que forme parte de nuestro material genetico? ¿Porque no? . Supongo que en algún tiempo nuevas investigaciones científicas nos responderán..
    Muchas gracias por vuestros articulos. Los sigo con gran interés.

  4. Rafael López Pérez

    10 noviembre, 2011 at 10:11

    Genial Carmen! Me gusta lo que dices sobre el estímulo ambiental que puede desencadenar la conducta. Muy en la línea de los últimos avances en genética, según los cuales los genes podrían activarse en función del ambiente en que se desarrolle la persona. Aunque no soy, ni muhco menos, especialista en este tema, me parece muy interesante este hecho.

    Un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

Gestos, ¿aprendidos o genéticos?

por Rafael Lopez Perez Tiempo de lectura: 3 min