, Expresión de emociones negativas a través de las expresiones faciales entre las culturas. Club del Lenguaje No Verbal., Club del Lenguaje no Verbal

Expresión de emociones negativas a través de las expresiones faciales entre las culturas. Club del Lenguaje No Verbal.

Estimados suscriptores y seguidores del Club del Lenguaje no Verbal, esta semana os presentamos el artículo «Expresión de las emociones negativas a través de las expresiones faciales entre las culturas» de los autores Ray Marks y Mirtha Ladaira de la Universidad de Columbia (EE.UU.) que trata de la expresión de emociones.

Se puede influir en la reacción positiva o negativa de otra persona simplemente usando expresiones faciales. Identificar emociones a través de las expresiones faciales es difícil, porque en las distintas culturas se expresan las emociones de forma diferente. Así como diferentes culturas tienen diferentes idiomas y creencias, también difieren en la expresión facial de sus emociones, y su expresión depende  tanto de factores fisiológicos, psicológicos como ambientales. En general las expresiones faciales se manifiestan de forma inconsciente, por lo que requiere un gran autocontrol no mostrar una emoción. Las normas sociales que fomentan la obediencia a la autoridad son comunes en muchas sociedades. Este tipo de normas determina la conducta en la infancia y es difícil de cambiar. En las sociedades colectivistas, los nuevos comportamientos son considerados negativos para los que quieren preservar su cultura, y pueden ser inaceptables, existen además normas sociales específicas para mostrar emociones. Que una expresión facial sea percibida de forma positiva o negativa en una sociedad concreta dependerá de factores tales como habilidades de enfrentamiento del individuo, autoestima, autoeficacia, y comportamiento, normas sociales, educación, estatus económico y de la sociedad en la que se vive.

El objetivo del artículo es señalar la relación de las expresiones faciales y las emociones con la salud y la investigación. Es fundamental entender el proceso evolutivo de la expresión de emociones y la importancia de las diferencias de comunicación. La emoción es la manera en la que uno se siente en una situación dada. Puede ser positiva o negativa. Los valores culturales y las normas sociales determinan como, cuando y con quien ciertas emociones pueden ser expresadas o que tipo de emociones y expresiones faciales deberían usarse para protegerse de las emociones negativas de los demás. Las emociones tambien se usan para evitar conflictos entre los miembros de una comunidad. Existen muchas formas de expresarlas (lenguaje corporal, contacto visual, tono de voz, tacto, etc.) y las culturas determinan cuales son las aceptadas y las que no. La expresión de emociones es el comportamiento verbal y no verbal observable que comunica y representa la experiencia emocional. Las expresiones faciales pueden suceder de manera consciente o inconsciente. Por tanto, en cierto modo son controlables, lo que puede implicar varios grados de intencionalidad, que es uno de los tres componentes primarios de la emoción. Los otros dos componentes primarios son experiencia y activación. El componente secundario es el reflejo emocional. Las emociones se inician con respuestas individuales a ciertos estímulos que pueden ser positivos o negativos. Pueden ser positivas o negativas en función de los objetivos o expectativas.

El modo en el que se responde al entorno determinará la cultura, los valores, las creencias y las normas sociales. Afectará a la autoestima, a la autoeficacia y a la autopreservación. La manera en la que se expresan las emociones, cuando, con quien y donde determinará asimismo el alcance de los sentimientos positivos o negativos. La regulación emocional es el proceso de iniciación, inhibición, mantenimiento o duración de los estados internos emocionales. Se cree que es necesario regular la expresión emocional de los niños para poder enseñarles lo que está bien y lo que está mal. Por otra parte, lo que es una emoción positiva en una cultura puede ser negativa en otra, haciendo difícil identificar las emociones de los demás a través de las expresiones faciales. Una sociedad colectivista recalca la no expresión de emociones negativas, y sus miembros tratan de suprimirlas expresando sus emociones mostrando una sonrisa a pesar de los sentimientos negativos. Por el contrario, las culturas occidentales tienden a ser individualistas. Sus miembros valoran y fomentan la expresión de emociones, especialmente la expresión de emociones negativas a edades tempranas. En la edad adulta, las respuestas emocionales se vuelven naturales y la sociedad esperará ciertos comportamientos dependiendo de la situación. La expectativa de comportamiento dependerá de lo que es o no aceptable en esa cultura o sociedad. Es importante mencionar que algunas emociones pueden no reflejar la emoción de la persona, si no más bien lo que es aceptado. Para muchos investigadores las expresiones faciales se consideran universales. Sin embargo no siempre son el reflejo emocional del estímulo. Son la respuesta a la cultura social, y a las creencias y expectativas de uno mismo o de la sociedad. La mayor parte del tiempo las personas ocultan sus sentimientos debido a las graves consecuencias. Ocultan o suprimen sus sentimientos para cumplir con sus expectativas sociales o culturales. Es posible que en muchas sociedades las reglas sociales y las expectativas de comportamiento de sus miembros tengan consecuencias, y serán juzgados por los demás en función de como se presenten. El acto de sonreír es una manera de encubrir la expresión facial o emocional real. Sin embargo, esas expresiones faciales no reconocidas pueden llevar a una mala interpretación. En el caso de los occidentales, al estar acostumbrados a expresar sus emociones sus expresiones faciales son muy evidentes. En muchas otras sociedades, no existen esas habilidades de enfrentamiento para lidiar con expresiones emocionales. Esta forma de no expresión puede ocasionar angustia e incluso llegar a afectar a la salud. Hay que tener en cuenta que la expresión emocional de cualquier tipo tiene mucho que ver con los valores familiares y otros factores ambientales. Esos factores pueden ser similares y pueden hacer posible identificar o reconocer expresiones faciales de otras culturas, y aunque aún no se tenga la capacidad de reconocerlas, todavía se puede usar su influencia para evocar emociones. Aun así las expresiones faciales emocionales no son fácilmente reconocibles dados los muchos factores que entran en juego que las hacen difíciles de clasificar.

Las emociones negativas tienen configuraciones faciales específicas que son únicas y tienen un código de valor universalmente reconocido. Muchos investigadores creen que las emociones negativas se desarrollaron porque promovían determinadas acciones en situaciones terribles que favorecían las posibilidades de sobrevivir y propiciaban futuras generaciones. Tratar de equiparar todas las expresiones faciales universalmente es como intentar eliminar la singularidad de las diferentes culturas. No siempre se expresan las verdaderas emociones con la expresión facial, en vez de eso los occidentales muestran expresiones faciales que les permiten sobrevivir y obtener lo mejor de una situación para mantener el bienestar.

Hoy en día, la sociedad está en constante cambio y a medida que se va haciendo más culturalmente diversa, se hace más difícil para los profesionales de la salud proporcionar cuidados sanitarios de calidad a quienes tienen un origen cultural diferente. Los profesionales de la salud y los educadores deben ser conscientes de los valores culturales para acercarse a las culturas y desarrollar programas preventivos o de sensibilización. Necesitan ser capaces de dirigirse a las comunidades afectadas por determinadas enfermedades o considerar las enfermedades que puedan aparecer en ciertos grupos o comunidades para evitar la propagación. Una de las implicaciones fundamentales para entender la relación entre las expresiones faciales emocionales y el estado de salud es que los trabajadores del sistema sanitario podrían malinterpretar los síntomas, las necesidades, o no ser capaces de entender o comunicarse correctamente con los pacientes. Debido a que muchos de ellos no son conscientes de las diferencias culturales, de los comportamientos ni del significado de las expresiones faciales de sus pacientes, es posible que no obtengan los servicios que están reclamando. En el futuro deberían realizarse más investigaciones sobre expresiones faciales con enfermos de cáncer, ancianos o enfermos del corazón para obtener mejores tratamientos como resultado de una mejor comunicación. Es igualmente importante investigar sobre la manifestación de emociones y expresiones faciales en niños con dificultades en el habla.

Fundación Universitaria Behavior & Law – Club del Lenguaje no Verbal

Traducción y edición: Leticia Moreno